Fue una de las conclusiones que emergió de la primera reunión del año llevada adelante por la Confederación de Expendedores (CECHA). Afirman que se debería tomar en cuenta la bonificación que reciben por la venta de combustibles y no el límite de ventas totales anuales.

Durante la jornada de este jueves, directivos de Cámaras y Federaciones empresarias de Estaciones de Servicio de todo el país nucleadas en la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA), llevaron a cabo la primera reunión del año con el fin de debatir la situación del sector.

La agenda del día se centró en la aguda problemática que enfrentan los expendedores, a causa de los precios de los combustibles que se mantienen congelados desde hace varios meses, baja rentabilidad, dificultades para afrontar los salarios, aumento de los costos operativos y ventas en declive.

Para graficar el escenario, el economista Gastón Utrera explicó mediante un detallado informe cómo impactan las distintas variables en la sustentabilidad de la actividad. “El trabajo arroja un panorama bastante sombrío si se mantienen las actuales condiciones económicas”, afirmó a surtidores.com.ar el Presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni.

Si bien por el momento resulta difícil modificar el rumbo trazado por el gobierno en materia de valores de las naftas, los directivos decidieron encarar gestiones frente a distintos organismos para aliviar la situación de los estacioneros.

Una de ellas se centrará en exigir a la AFIP que actualice los montos de facturación que establece la Ley PyME para acceder a beneficios impositivos (compensación del impuesto a los créditos y débitos y pago diferido del IVA entre otros), y que por esta causa ahora se ven privadas.

De acuerdo a los alcances de la Resolución 220/2019, solo pueden ser socorridas aquellas pequeñas y medianas empresas categorizadas como Micro o Pequeña, que tengan un límite de ventas totales anuales hasta $ 178.860.000, cifra representa un volumen mensual de aproximadamente 250.000 litros de combustibles.

“La cantidad de por sí ya resulta insuficiente para alcanzar el punto de equilibrio”, sostiene Bornoroni. Es por esta razón que acudirán a dialogar con las autoridades de aplicación tributaria para redefinir la base de facturación, o que se considere solo la comisión que perciben como monto de venta total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here